Hombre cambia artesanías para darle de comer a su bebé y la gente se une para ayudarlo

Uno de los problemas que trajo la pandemia del coronavirus, además de la evidente situación crítica a nivel salud, es el desempleo. Lamentablemente muchas familias mexicanas no la están pasando muy bien en estos momentos, pues hay recortes por todos lados y tanto padres como madres están haciendo todo lo que están en sus manos para salir adelante, así como este hombre, quien estaba intercambiando su trabajo para alimentar a su bebé.

Muchos son los casos de personas y hasta abuelitos que tienen que salir a diario para buscar sobrevivir a toda costa, pues están intentando apoyarse en lo que tienen o saben hacer, cambiando dibujos o ropa por comida o artículos de primera necesidad. Sin embargo, hay historias como la que les contaremos el día de hoy que nos levantan el ánimo en tiempos tan complicados como los que estamos enfrentando.

Hace algunos días se hizo conocida la historia de este hombre, gracias a un usuario de Twitter llamado Carlos Gidi Blanchet. Según lo que cuenta, vio a un artesano que se encontraba en la calle de Zacatépetl, frente al centro comercial Perisur en la Ciudad de México, vendiendo bolsas tejidas en una esquina. Pero lo que más le llamó la atención fue que mientras estaba trabajando, cargaba a un recién nacido en sus brazos.

Además de mostrar sus productos, con él tenía un letrero que decía “cambio mis artesanías por artículos para bebé”. De inmediato, la foto de este joven artesano le dio la vuelta al internet, pues hubo muchas personas que se interesaron en las bolsas y sobre todo en ayudar, pero con lo que nadie contaba es que, como buenos mexicanos en momentos difíciles, la ciudadanía se puso la del Puebla para apoyarlos.

Hace algunos días se hizo conocida la historia de este hombre, gracias a un usuario de Twitter llamado Carlos Gidi Blanchet. Según lo que cuenta, vio a un artesano que se encontraba en la calle de Zacatépetl, frente al centro comercial Perisur en la Ciudad de México, vendiendo bolsas tejidas en una esquina. Pero lo que más le llamó la atención fue que mientras estaba trabajando, cargaba a un recién nacido en sus brazos.

Además de mostrar sus productos, con él tenía un letrero que decía “cambio mis artesanías por artículos para bebé”. De inmediato, la foto de este joven artesano le dio la vuelta al internet, pues hubo muchas personas que se interesaron en las bolsas y sobre todo en ayudar, pero con lo que nadie contaba es que, como buenos mexicanos en momentos difíciles, la ciudadanía se puso la del Puebla para apoyarlos.