Contratan a perrito callejero en una refinería y es el empleado del mes

Su historia como obrero comenzó luego de que siguiera cada día a uno de los trabajadores de la Refinería “Francisco I. Madero” desde su casa al trabajo.

Con el paso del tiempo, este can se convirtió en el mejor amigo de toda la empresa y fue “contratado” como uno más de ellos.

En los últimos meses, o quizás es un fenómeno que ocurre hace mucho tiempo, los perros que cumplen funciones como tener un empleo, han derretido a las redes sociales. Hemos conocido casos de perros que trabajan en restaurantes, automotoras, en hospitales o bien, en este caso, como ingeniero en una refinería.

Así es la vida de “Perrote”, un perrito mestizo que trabaja como obrero en la Refinería “Francisco I. Madero” de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tamaulipas, donde su única misión es dar amor y compañía en las largas jornadas de trabajo de todos ingenieros.

La historia de este perrito callejero dentro de la compañía comenzó hace varios meses atrás, cuando decidió acompañar a su mejor amigo –un empleado del lugar– cada día a su trabajo. Desde entonces, no lo ha dejado de seguir y ya todos se encariñaron con él.

La protectora de animales, Rocío Patiño, quien está al tanto del caso de Perrote, cuenta que es tranquilo, no se mete en problemas y en todo momento trae su casco puesto, junto con su identificación e incluso a veces se le puede ver con un chaleco de seguridad.

“Anda por todos lados junto con el trabajador que lo atiende, todo mundo ya lo reconoce por el casquito. Tiene hasta un gaffete de Pemex con su foto, como tipo de placa de identificación y viene su nombre, ahí todo mundo lo trae”, indicó Rocío con respecto a su inclusión al mundo del trabajo.

Actualmente Perrote anda junto al trabajador que, sin duda, es su mejor amigo y a quien no va a abandonar por nada del mundo. “Se va a las oficinas y lo espera afuera, sale de trabajar y el perro lo sigue, anda por toda la Refinería, ahí vive” explica la protectora. Además detalló, que si bien en un momento los empleados criticaron la presencia del can en el trabajo, ahora ya todos se acostumbraron a tenerlo ahí y lo respetan mucho.