10 maneras de disfrutar de la navidad sin dejar de mantener hábitos saludables

La temporada navideña es sin duda una de las épocas más especiales del año, en donde principalmente la alimentación toma la parte más activa en todos los lugares que frecuentamos.

El problema no es tanto la excepcionalmente la comida sea desequilibrada, como que el resto d días pueden terminar pareciéndose demasiado. En conjunto, la tendencia al exceso sostenido es evidente. Pero hay unas cuantas medidas fáciles de adoptar durante el periodo navideño que incluyen practicas saludables y compartibles con unas fiestas alegres.

Aquí tenemos 10 medidas para empezar, pero seguramente son muchas más las que podemos poner en práctica en nuestro día a día navideño.

  1. Compra con la cabeza y no con la barriga

No es aconsejable ir a hacer las compras para las comidas navideñas con hambre, planifiquemos más las comidas y tratemos de no comprar más de lo que necesitamos.

  1. Se original y saludable en la cocina

Trata de combinar la comida de manera que no solo comas carne, combina carnes con vegetales para hacer las mejores combinaciones navideñas.

  1. Bebe con placer y moderación

Trata d disfrutar cada copa de vino, cada cerveza que tomes no lo hagas a la ligera, disfruta a combinación de sabores que te ofrezca la comida y la bebida de manera equitativa, trata de que siempre tengas disponible agua en tu mesa.

  1. Come un poco antes de sentarte a la mesa

Si estamos seguros que la comida empieza tarde, tampoco es recomendable llegar con mucha hambre, una pieza de fruta o un yogur alguna hora antes son opciones adecuadas para no empezar hambriento y con predisposición a hartarse desde los aperitivos.

  1. No hay que probarlo todo en los banquetes y fiestas

Hay que ser selectivo y escoger los alimentos que más nos gustan. Si se trata de un buffet, es aconsejable pasear alrededor de la mesa para conocer toda la oferta antes de ponernos nada en el plato.

  1. La distancia ayuda a la moderación

En un aperitivo de pie, es mejor no detenerse al lado de la mesa, distraídos por una conversación y un ambiente agradable, seguramente acabaremos picando más que para el hambre que tenemos realmente.

  1. Dale tiempo a la comida

Mastiquemos bien los alimentos y comemos poco a poco, la sensación de saciedad será más notable y evitaremos comer más de la cuenta.

  1. Repite con la cabeza

Pensemos dos veces antes de repetir, ya que nuestro estomago tarda unos minutos a comunicarle al cerebro que no tiene más hambre.

  1. Redefine los postres

Los típicos postres navideños: Turrones, barquillos y polvorones son muy buenos y se han de comer en porciones pequeñas.

  1. Hazlo bajar

Un paseo después de las grandes comidas también es una buena manera de ayudar a digerir y rebajar algunos de las calorías ingeridas, si comer fuera de casa trata de caminar un poco para ayudar a la digestión y a bajar los alimentos.

Loading...